gotas de lluvia

Gotas de lluvia, es un tratamiento que combina un masaje vitalizante con nueve aceites esenciales en su estado más puro. Este tratamiento proviene de las tradiciones terapéuticas de los indios Lakota de Norteamérica, y ha sido ampliado por técnicas de digitopuntura.

En el tratamiento gotas de lluvia se emplean nueve aceites esenciales de grado terapéutico. Estos aceites favorecen el fortalecimiento del sistema inmunológico. Además, alivian el malestar respiratorio y ayudan a armonizar la actividad digestiva.

Estos aceites son los siguientes: tomillo, orégano, albahaca, ciprés, gaulteria, menta, mejorana y las mezclas valor y aroma siez. Entre sus efectos, destacar también su acción relajante frente a contracturas y dolores de espalda.

Certificada en Raindrop Technique desde 2012

Si deseas pedir mas información o concertar una cita puedes hacerlo a través de mi correo y me pondré en contacto contigo lo antes posible.

Si quieres regalar la terapia gotas de lluvia puedes descargarte aquí el bono regalo

Un aceite esencial es una sustancia que se encuentran en diferentes tejidos vegetales (puede encontrarse en la flor, en la hoja, en la corteza, en la resina, etc).
Los antiguos alquimistas llamaban a los aceites esenciales “alma de las plantas”, pues contienen numerosos compuestos químicos naturales, procedentes de la planta de la que se extraen.

Para obtener un aceite esencial se efectúa un cuidadoso método de destilación al vapor, también, se puede extraer mediante prensado en frío. De esta forma, sus efectos son más intensos y eficaces que las hierbas secas, y su efecto más rápido y prolongado.

Las esencias puras de las plantas medicinales pueden ser administradas en difusor, inhalaciones, aplicarse de forma tópica, o incorporadas al masaje.

Comencé a estudiar aromaterapia de forma autodidacta, movida por la idea de que los aceites esenciales podrían representar un aporte valioso al conjunto de mi actividad. Así fue. En poco tiempo, pude comprobar los beneficios para la salud y el bienestar. Sus propiedades abren múltiples posibilidades a la hora de acompañar procesos curativos, aportando calma o estimulando, según sea el caso, entre otras muchas posibilidades de aplicación.